sábado, 1 de diciembre de 2018

13 celebrities and influencers from the US, Spain and Russia with more than 18 million combined followers travel to Hainan with Henkuai and the Ministry of Culture and Tourism of China



So excited to announce our 8th trip in the China Influencer Project initiative, the biggest tourism influencer campaign in the world with the Ministry of Culture and Tourism of China! 

This group is insane. We have 13 spectacular celebrities and influencers with more than 18 million combined followers already flying right now to the beautiful island of #Hainan from Los Angeles, Moscow, Barcelona, Canary Islands and Madrid.

@sharlene @lusia_chebotina
@whleli @inmakum @bertahh
@karenmendezkm @jorgescremades
@urisabat @mavericklopezoficial
@stteveenn @anamarreroph @belybasarte
@thegirlandthepiano

Thank you all so much guys!! Also thanks to
@turismodechina, Valentin, from China Tourism, and the lovely @angelaqzh for taking care of them

Thanks to Hainan Tourism for this amazing opportunity.

Incredibly succesful artists, musicians, actors and entertainers that will share with their fans their experience discovering one of the most exclusive destinations in China, a tropical island in the south of the Country.

This picture was shot earlier this morning at the Madrid Airport with part of the group.

Visit China, visit Hainan!!

#lovechina #spainchinaproject #chinatourism#hainan #china

@carlos.sentis @world_influencer_alliance

España desaprovecha la oportunidad de la visita del presidente de China: Artículo de Carlos Sentís para la Agencia EFE

Carlos Sentís, CEO Henkuai – Alianza de Relaciones España China
A pesar de los tímidos avances alcanzados por dotarla de algo de contenido, la primera visita de Estado del presidente de la República Popular de China a España en 13 años pone de manifiesto que las relaciones bilaterales no son una prioridad para ninguno de los dos países, y demuestra la falta de comprensión y apoyo de España a China.
Con más de 90 países adheridos, un billón (un millón de millones) de dólares de inversión, One Belt One Road, el proyecto de la Nueva Ruta de la Seda, es la iniciativa más importante del Gobierno chino en la actualidad y apuesta personal del Presidente Xi Jinping en la que ha invertido todo su capital político y a través de la cual vertebra las relaciones de China con el resto del mundo.
Instituciones y empresas españolas llevan años tratando de analizar la importancia e interés que podría tener este proyecto para España, y mientras otros países llegan a acuerdos comerciales, inversiones y proyectos de colaboración concretos y beneficiosos para ambas partes, España ha acabado dando la espalda a China justamente durante la visita de Xi Jinping.
Precisamente ahora que el Presidente de China decide apoyar a España haciendo una visita oficial con el efecto positivo que ello tiene para los intereses de nuestro país, después de años de invitaciones rechazadas y visitas pospuestas, después de sonados escándalos diplomáticos y de crisis de relaciones por casos como el del juez de la Audiencia Nacional que decidió expedir una orden de captura internacional para el expresidente chino Jiang Zemin, justo en esa esperada y crucial visita después de 13 años en los que China se ha convertido en la segunda superpotencia mundial, el Gobierno español decide no apoyar a China en la única cosa que China pide a España, el apoyo a la Franja y la Ruta. Pero, en su indecisión, plantea colaboraciones puntuales en proyectos concretos. Es decir, “España no te apoya, pero si hay iniciativas que puedan beneficiarnos directamente, nos lo pensaremos”. Lo ha dejado todo en manos de la Unión Europea, enviando un mensaje claro que tendrá, sin duda, consecuencias negativas para los intereses de España en el mercado chino.
Hay que entender que para China, España está muy lejos de ser una prioridad, y que nuestra aspiración de ser relevantes para China por las relaciones con América Latina, queda frustrada ante la evidente capacidad de China relaciones con América Latina directamente por el interés comercial que tienen los países americanos en el mercado chino.
Y en este contexto en el que somos un socio comercial minúsculo para China incluso dentro de Europa, donde España se encuentra en séptima posición, le negamos al presidente de China el único gesto que espera de nosotros para impulsar el turismo, comercio e inversión bilateral.
Porque, a pesar de que el Gobierno español no tenga interés, vocación o capacidad para lograr grandes resultados en China, que nadie tenga la menor duda de que el Gobierno chino puede beneficiar enormemente a España con una simple decisión.
Con más de 1300 millones de habitantes, un PIB de 12 billones de dólares, 130 millones de turistas viajando al exterior, más de 1,5 billones de dólares importados de productos, que crecerán significativamente después de la decisión del Gobierno de modificar el modelo económico hacia uno expansión de la demanda interna escenificado en la China International Import Expo celebrada en Shanghai este mismo noviembre, siendo líderes en pagos móviles, ecommerce con 30.000 millones de ventas solo en Alibaba en un día en la fiesta del doble 11, con liderazgo tecnológico, en inteligencia artificial, en dispositivos móviles, siendo el mayor inversor en el extranjero, liderando la lista de billonarios, la lista de los bancos más grandes del mundo y con una proporción que crece a gran velocidad entre las empresas y marcas más relevantes del planeta, China no es solo un mercado, China es el aliado fundamental para el desarrollo de España en el futuro.

El camino: comunicación y relaciones

Este año 2018, con motivo del 45 aniversario de las relaciones diplomáticas entre España y China, Henkuai ha impulsado la mayor iniciativa de posicionamiento y colaboración bilateral que se ha llevado a cabo hasta la fecha, uniendo bajo el paraguas de la Alianza de Relaciones España China a más de 80 grandes organizaciones de primer nivel de España y China, y llevando a cabo una hoja de ruta de acciones que han tenido un impacto sin precedentes en China.
“Spain China Project” nació con el objetivo de impulsar la imagen de España en China, atraer más turismo, comercio e inversión procedente del mercado chino, generar oportunidades de colaboración de mutuo beneficio y apoyar los intereses de China en España, con especial atención a la colaboración en el mencionado “One Belt One Road”.
Este proyecto ha contado con el patrocinio de Iberia, LaLiga, Asisa, Ie Business School, UnionPay International, Teatro Real, Meliá Hotels International, Gestamp, Turismo de Barcelona, Sevilla, Valencia, Galicia, Cinco Jotas, Ministerio de Cultura y Turismo de China o Lladró, y el apoyo del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, el Ministerio de Educación Cultura y Deporte, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Marca España, Cámara de Comercio de España, CEOE, Foro de Marcas Renombradas, Real Academia de la Gastronomía, Telefónica, Alibaba, Banco de Construcción de China, Haier, China World Trade Center, Fundación Samaranch, Correos, KPMG, Dacheng Dentons y una larga lista.
La iniciativa fue presentada en el II Foro de la Comunicación España China en la sala principal del Teatro Real de Madrid, convertido en referente de los intercambios culturales entre los dos países, y al que asistieron más de 800 representantes de grandes empresas e instituciones.
Continuó con Spain China Summit en Pekín y Shanghai, donde se presentó las virtudes de España en turismo, deporte, cultura, educación, moda, inversión, automoción, alimentación y otros aspectos a 400 empresas, inversores, agencias de viajes e instituciones chinas. También se creó la “Spain China Collaboration Proposal”, un documento de 200 páginas en chino mandarín para presentar lo que España tiene que ofrecer en China para ayudar a generar oportunidades de colaboración con interlocutores chinos.
Durante el proyecto, Henkuai ha conectado a centenares de empresas, organizado delegaciones, reuniones, formaciones, generado más de 500 apariciones en muchos de los medios de comunicación más relevantes de China hablando sobre España, ha promocionado destinos, productos, marcas y oportunidades a través de las redes sociales y colaborado con top influencers de China para lograr el mayor impacto posible.
En mayo, invitó a 10 key opinion leaders con más de 30 millones de seguidores combinados de diferentes sectores, que realizaron más de 200 publicaciones en Weibo, WeChat, Xiaohongshu y Douyin, generando 190 millones de visualizaciones, por lo que se les concedió el reconocimiento de Amigos de la Marca España en otro de los actos celebrados dentro de Spain China Project.
Del mismo modo, y organizado para el Ministerio de Cultura y Turismo de China, se han llevado 8 delegaciones de influencers y celebridades españolas que han viajado a China generando 50 millones de interacciones sociales y numerosas apariciones en medios en China, generando un intercambio positivo para la imagen de ambos países, con la participación de Blanca Suárez, Inma Cuesta, Rozalén, Álvaro Cervantes, Dulceida, Dafne Fernández, Laura Escanes, Ámbar Garcés, Karen Méndez y hasta 85 influencers y celebridades con 100 millones de seguidores combinados viajando a China.
Derivado de las acciones de Spain China Project y apoyado por Henkuai, un equipo de más de 60 personas de la Televisión de Pekín, una de las más grandes del país, viajó a España con una celebridad con más de 13 millones de seguidores en las redes sociales, Huang Zongze, y numerosos influencers, que grabaron imágenes promocionales de gastronomía y turismo en Mallorca y Barcelona, logrando más de 60 millones de espectadores en televisión y 40 millones de reproducciones online.
En octubre de este año, Spain China Project organizó los encuentros de intercambio comercial B2B Spain China Business Connect, con un total de 150 organizaciones en ediciones en Madrid, Pekín y Shanghai, donde algunos de los potenciales partners más relevantes de España en China tuvieron ocasión de mantener reuniones con los miembros de la iniciativa.
Asimismo, Spain China Project colaboró con la iniciativa de la Alianza de Televisiones de la Ruta de la Seda, con las cadenas de televisión más relevantes de la Ruta en China, con actividades en España y Portugal.

Aprovechar la oportunidad

La visita del Presidente de China era una grandísima oportunidad para solucionar aspectos clave que dificultan lograr mejores resultados para España en el mercado chino, para decidir solventar el problema de la dificultad de obtención de visas para visitar España de una vez por todas, para presentar las virtudes de nuestro país, para solicitar apoyo e inversión para proyectos puntuales, para pedir difusión permanente y promoción de nuestro turismo y productos en China, para elevar el nivel de la relación, para demostrar nuestra hospitalidad, para mostrar nuestra admiración por los avances tecnológicos y económicos de China y una larga lista.
Era una gran oportunidad para proponer a España como el mejor aliado de China en Europa y conexión con América liderando una nueva iniciativa bilateral con un eje España China donde España apoyara los intereses de China con una cierta proactividad y aportara valor real a China a pesar de no ser el país más relevante, ni más rico ni más grande.
En un año con gran significación y con todo el intercambio, la visita de Xi Jinping era una oportunidad de oro que hemos dejado pasar.
Sigue cada institución haciendo la guerra por su lado, cada sector trabajando de forma independiente, seguimos sin estrategia clara para China, sin valorar la importancia de la imagen país y la comunicación, sin aprovechar las redes sociales, sin entender el funcionamiento de las relaciones en China, sin colaborar con interlocutores chinos por desconfianza, sin asumir nuestra falta de vocación de esforzarnos o invertir porque no entendemos China y porque resulta más complicado que nuestros mercados tradicionales.

China se ha convertido en el mercado potencial más grande del mundo, que puede ser nuestro cliente, nuestro proveedor, nuestro inversor o nuestra competencia, pero en cualquier caso, China nos afecta, y podemos aprovechar la oportunidad o sufrir las consecuencias de no hacerlo.

Comentario de Carlos Sentís a la agencia de noticias estatal de China Xinhua sobre los frutos positivos de la visita de Estado a España del Presidente de China Xi Jinping

La firma de acuerdos comerciales entre los dos países sin duda favorecerá la oportunidad de desarrollo de nuevas oportunidades de negocio para ambos países, pero creo que es la propia visita del Presidente de China el elemento más relevante de todos. Es el apoyo del Presidente Xi y de la Primera Dama a España, escenificado en esta importantísima visita, el elemento que estoy seguro impulsará definitivamente las relaciones bilaterales a un nuevo nivel.

De forma más directa, rápida y evidente, los sectores agroalimentario y de las telecomunicaciones tendrán un efecto visible de crecimiento en los intercambios entre los dos países. Estoy convencido de que, gracias a la visita del Presidente Xi, España logrará atraer un mayor número de turistas chinos, habrá un mayor número de empresas españolas que se sientan respaldadas por el Gobierno chino para invertir en China y exportar sus productos en línea con la estrategia de importación que tuvo un grandísimo éxito en la primera Feria Internacional de Importación de China en Shanghai.

Del mismo modo, se reducirán muchas dificultades a la hora de hacer negocios bilaterales gracias a este nuevo marco legal que impulsan los acuerdos alcanzados durante la visita y los que seguirán lográndose durante los próximos meses.

Se ha reforzado el acuerdo estratégico vigente entre los dos países, creado diálogos sectoriales en aspectos clave como en la educación, con el aprendizaje de chino en España y español en China, el ámbito de la cultura o el deporte, así como el Consejo Asesor empresarial España y China que ha mantenido su primera y fructífera reunión y cuyas propuestas basadas en experiencia real en sendos mercados brindará la línea más acertada de acción política. Con todo ello, estoy seguro de que se comenzará, gracias al esfuerzo y enorme apoyo de China a España, como bien escribía el Presidente Xi, una nueva era de intercambio y cooperación como aliados en un mundo en que la unión es la única vía para el desarrollo común y la convivencia pacífica.

Comentario de Carlos Sentís para los periódicos de Vocento sobre el acercamiento entre España y China tras la visita de Estado del Presidente Xi Jinping

Pregunta: ¿Consideras que España debe acercarse a China? ¿Por qué motivos?

China es el mayor mercado potencial y una de las dos principales superpotencias del mundo con una creciente influencia no solo económica sino también política en todos los países. China es una oportunidad clave para los intereses de España, sus empresas y su sociedad, especialmente por el enorme potencial de crecimiento de la inversión, los intereses comerciales y la captación de turistas chinos.

Existe una gran competencia internacional para ganarse la confianza de China, posicionar productos, marcas y destinos, y conquistar un mercado cada día mayor gracias al crecimiento de las clases medias y altas y el cambio de modelo de desarrollo hacia uno de expansión de la demanda liderado por el Gobierno y escenificado con éxito en la primera Feria Internacional de Importación de China en Shanghai.

¿Cómo crees que España puede lograr ese acercamiento?

Para poder lograr un mayor acercamiento a China, España debe aportar valor a China, sus instituciones, empresas y sociedad, buscando el mutuo beneficio en un intercambio de recursos a largo plazo y que sirva a ambas partes para alcanzar sus objetivos. En este sentido, no apoyar la gran iniciativa del Gobierno chino, One Belt One Road, justo en el momento en que la máxima autoridad de China e impulsor del proyecto, el Presidente Xi Jinping, visita España para impulsar los intercambios bilaterales, es un error cuyas consecuencias negativas se perciben después de pocos días según he podido comprobar en contactos con diferentes empresas, instituciones y expertos de ambos países.

Por otro lado, es vital que España una esfuerzos para posicionarse en China. Debe, pues, presentarse con una propuesta clara que incluya todos los sectores, productos, servicios, conocimientos y recursos que puedan tener mayor potencial de crecimiento y que sean más atractivos para sus contrapartes chinas. Las diferentes instituciones del gobierno central, gobiernos regionales y locales, asociaciones y empresas de los distintos sectores económicos españoles deben apoyarse unas a otras y coordinar esfuerzos para lograr un mayor impacto que beneficie al conjunto y a cada una de sus partes.

Asimismo, España debe impulsar su imagen en China como socio comercial, potencia en numerosos ámbitos y como destino turístico. La mayor parte de la población china desconoce todo lo que España tiene que ofrecer, y para lograr crecer en China España debe promocionarse a través de todos los canales posibles. Desde Henkuai y con iniciativas como Spain China Project, hemos generado centenares de millones de impactos con imagen positiva sobre España a través de redes sociales chinas, medios de comunicación, eventos, publicidad, celebridades o influencers digitales.

Por último, España debe comprender que para acercarse a China, las relaciones o “guanxi” son vitales. No solo la relación diplomática, sino las relaciones entre personas de los dos países. Son las personas que representan las instituciones y empresas de nuestro país los que deben trabajar proactivamente por generar el mayor número posible de relaciones personales y profesionales de calidad con representantes de organizaciones chinas relevantes, medios de comunicación, Gobierno, plataformas digitales y sociedad de China. No podemos pretender posicionar España en China sin tener contacto directo con los interlocutores que nos podrán guiar, informar, apoyar, abrir puertas, comprar productos, visitar nuestros destinos o invertir en nuestros proyectos. Debemos dejar los prejuicios a un lado, respetar su cultura, su sociedad, su forma de trabajar, superar la barrera del idioma con voluntad y ayuda de traducción e interpretación, y comunicarnos con ellos tanto como sea posible.

En resumen, la comunicación, las relaciones, el respeto, aportar valor y apoyar a China y sus iniciativas, son los elementos clave que España necesita para mejorar su posicionamiento en China, aspectos en los que trabajamos con intensidad desde hace 7 años en Henkuai pero que consideramos son pasados por alto por la mayor parte de actores de nuestro país cuando se trata de China y su mercado.

¿Qué dirías a aquellos que dicen que China chantajea políticamente a cambio de influencia a nivel mundial gracias a su desarrollo económico?

A diferencia de otros países que defienden sus intereses a costa de los de los demás, China aporta valor a los socios que quieran acompañarle en su desarrollo futuro. El Gobierno chino tiene una visión clara de lo que espera lograr en los siguientes años y colabora con otros países para lograrlo. En sus relaciones con el exterior, y, en concreto, en el proyecto de la Nueva Ruta de la Seda, los valores que promulga, y se puede ver claramente tanto en sus declaraciones como en los proyectos que lleva a cabo, son de unión, de conectividad, de intercambio cultural y de desarrollo común hacia un mundo más pacífico. China aporta inversión o negocio a países que piden abiertamente esa inversión o negocio procedente del Gigante Asiático.